• Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, debes aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

La postura sexual que siempre funciona, aunque estéis vagos

hisdran

NOKIA 8260
Mensajes
1.027
'Me Gusta'
135
#1

La cuchara no recibe el mérito que se merece: si eres una persona perezosa pero también quieres disfrutar del sexo con relativa facilidad, no hay postura que se le pueda comparar.
"La cuchara es una postura muy tierna e íntima", señala Vanessa Marin, asesora sexual y creadora de un curso terapéutico por Internet. "Permite que estéis muy unidos y que os achuchéis sin siquiera tener que sudar".
"En el caso de las mujeres, también les permite tocarse el clítoris con facilidad, que se lo toque su pareja o que utilicen un juguete, de modo que es posible conseguir esa estimulación del clítoris que tan necesaria es para llegar al orgasmo durante el sexo, según asegura un estudio reciente realizado por la Universidad de Indiana en colaboración con OMGYes.
La técnica de la cuchara es relativamente sencilla: os tumbáis los dos de lado mirando en la misma dirección y la persona que va a ser penetrada va delante.
Según la diferencia de estatura entre ambos, la penetración quizás requiera algo más de sutileza.
"La penetración inicial puede resultar algo complicada. La persona que va a ser penetrada tal vez tenga que elevar la pierna de arriba o inclinarse hacia la cintura mientras la persona que va a penetrar guía el pene o el dildo con la mano", explica Vanessa Marin.
Una vez cogida la postura, fuera prisas.
Aquí tienes una pequeña ayuda visual. Como ves, las manos no están de adorno.
proxy.php?image=https%3A%2F%2Fimg.huffingtonpost.com%2Fasset%2F5b9aefc52500003200358600.jpeg%3Fops%3Dscalefit_630_noupscale&hash=3ccf7597b6564e36828d334f31883a28

ISABELLA CARAPELLA/HUFFPOST
Aparte de esas maniobras iniciales, la técnica de la cuchara no requiere mucha energía por parte de ninguno de los dos. Si eres la cuchara grande, no tienes por qué hacer tú todo el trabajo.
"Cualquiera de los dos puede mecerse hacia delante y hacia atrás mientras el otro miembro permanece quieto", asegura Sadie Allison, sexóloga y autora del libro Ride 'Em Cowgirl! Sex Position Secrets for Better Bucking.
"La persona que esté más cansada puede limitarse a quedarse quieta, ella manteniendo la espalda arqueada contra su torso o él manteniendo la pelvis plegada y estable. La otra persona puede ocuparse del meneo desde delante o empujando desde atrás", explica.
Allison indica que además es una postura estupenda para probar el sexo anal por primera vez, ya que la persona que va a ser penetrada puede sentirse "relajada y parcialmente con el control para que la penetración no sea demasiado profunda".
Hacer la cuchara sin practicar sexo también tiene sus ventajas. Cuando tú y tu pareja hacéis la cuchara después del sexo (o en cualquier momento, en realidad), se libera oxitocina, también conocida como "la hormona del amor", lo que hace que sintáis una sensación muy agradable. Esta hormona también está asociada a las relaciones sociales, de modo que también te ayuda a sentirte más unido a tu pareja.
Otra ventaja de la que no se habla mucho es que es ideal para el sexo matutino porque no os fuerza a estar cara a cara y os ahorra tener que oleros el aliento mañanero. Un gran alivio.
Por todo eso y mucho más, la cuchara es una postura ideal