El día que una compañía telefónica movió de sitio su edificio de 11.000 toneladas con los trabajadores dentro

hisdran

NOKIA 8260
En 1974, un pueblo de Rumanía lograba un hito de la arquitectura gracias a la sistematización: mover un edificio a la acera de enfrente en 5 horas. Mucho antes, en 1931, el cuartel general de una compañía telefónica se había rodado a la esquina de la manzana. Y lo hicieron con los trabajadores dentro.

El edificio en cuestión era la sede de Indiana Bell, una subsidiaria de AT&T que presta servicios en el estado de Indiana. La construcción de 1907 constaba de ocho plantas con estructura de acero y ladrillo. Medía 35 metros de altura aproximadamente y pesaba alrededor de 11.000 toneladas.





La historia cuenta que en 1929, cuando Indiana Bell Telephone Company se hizo con el edificio, su intención era derribarlo para crear uno más grande en el mismo lugar, ya que la empresa estaba en constante crecimiento. Sin embargo, no pudieron demolerlo sin más porque en aquellas fechas el antiguo edificio proporcionaba un servicio esencial a la ciudad. ¿Solución? Se trasladaría a la parte posterior de la manzana funcionando para dejar espacio al nuevo edificio.Finalmente, el histórico edificio permaneció durante 33 años en su nueva ubicación, hasta que fue demolido para dejar espacio, ahora sí, a una nueva expansión del nuevo edificio de la sede. Lo ocurrido aquellos días sigue siendo historia de la arquitectura. Fue uno de los edificios más grandes jamás movidos.

GIZMODO
 
Arriba